fbpx
BLOG | Personas y grupos de discusión

Cómo los personajes basados en datos complementan perfectamente a los grupos de discusión

Los grupos de discusión se han convertido en parte integrante de la investigación de mercado, el desarrollo de productos y el marketing. Sin embargo, muchas personas que no se ocupan del tema a diario los confunden con los grupos objetivo. Averigua aquí qué son los grupos de discusión, por qué los necesitas y cómo se complementan perfectamente con los grupos de personas basados en datos.

Grupo objetivo vs. grupo de discusión

Un grupo objetivo es un grupo de personas que tienen características, intereses o necesidades comunes. En marketing y comunicación, se dirige específicamente a un grupo objetivo para anunciar o comunicar eficazmente productos o mensajes y aumentar la probabilidad de una respuesta positiva. Para diseñar estrategias de marketing específicas y eficaces, es importante identificar con precisión el grupo objetivo y conocerlo bien.

Un grupo de discusión, por otra parte, es un método de investigación cualitativa en el que un pequeño grupo, normalmente de 6 a 12 participantes, se reúne bajo la dirección de un moderador para debatir abiertamente sobre temas o productos concretos. Estas personas deben pertenecer al grupo objetivo del producto que se va a debatir. Gracias a la libre interacción y discusión en el grupo, los investigadores pueden conocer en profundidad las opiniones, actitudes y percepciones de los participantes. Los grupos focales se utilizan a menudo en las áreas de investigación de mercado y desarrollo de productos, así como para estudios de ciencias sociales.

El método de los grupos focales fue desarrollado por el sociólogo Robert K. Merton. En 1941, en colaboración con la Oficina de Investigación Radiofónica, dirigió uno de los primeros grupos focales para debatir las opiniones de los participantes sobre un programa de radio. Merton revolucionó así la investigación social y el marketing. Hoy en día, muchas campañas de éxito se basan en grupos focales, como la campaña presidencial de Barack Obama o el diseño y desarrollo de productos de Starbucks.

Un moderador guía el debate en el grupo focal y mediante preguntas abiertas. El moderador debe ser neutral para que los participantes puedan expresar libremente sus opiniones, pensamientos y sentimientos sobre un producto, un servicio, un partido político o lo que sea objeto de la investigación. Las discusiones se documentan, se transcriben y se analizan cuidadosamente.

Los grupos de discusión tienen algunas ventajas decisivas sobre otros métodos de investigación social y de mercado:

  • Proporcionan datos muy ricos y profundos y permiten comprender la motivación y las creencias de los participantes. Como los participantes pueden decir lo que quieran, los grupos de discusión son cualitativamente mucho más productivos que las encuestas.
  • Los grupos de discusión son más rentables que las entrevistas individuales, que requieren más tiempo y recursos.
  • Los grupos de discusión son rápidos y fáciles de organizar y proporcionan información inmediata, a diferencia de los cuestionarios, que tienen que evaluarse primero, o de las entrevistas individuales, que tienen que correlacionarse. Por tanto, son especialmente ventajosos para los sectores en rápida evolución o altamente competitivos.
  • Los grupos de discusión son una buena forma de captar dinámicas complicadas. Incluso te permiten explorar de primera mano cómo surgen los consensos o los conflictos, ya que los participantes no sólo expresan sus opiniones, sino que también responden a las declaraciones de los demás.

Sin embargo, como siempre en la vida, también existe la otra cara de la moneda con los grupos de discusión, porque:

  • Los moderadores también son humanos. Aunque se supone que actúan con neutralidad, pueden (incluso inconscientemente) favorecer unos puntos de vista frente a otros y dirigir la moderación en consecuencia. Esto puede dar lugar a resultados inexactos o engañosos. Para contrarrestarlo, los moderadores deben recibir formación. También tiene sentido que una parte imparcial revise las grabaciones de las reuniones para evaluar el grado de influencia de los moderadores y garantizar la integridad de los datos. Sin embargo, esto aumenta el esfuerzo necesario.
  • Los grupos de discusión proporcionan datos maravillosamente complejos, pero precisamente por eso analizarlos lleva mucho tiempo. Además, la interpretación de los datos cualitativos es subjetiva y puede variar de un analista a otro, lo que puede dar lugar a distorsiones. La IA puede ser útil en este caso.
  • Podría haber "pensamiento de grupo" dentro del grupo de discusión. Se trata de un fenómeno psicológico en el que los individuos de un grupo tienden a alinearse con las opiniones o puntos de vista predominantes. Esto puede crear un punto de vista artificialmente unificado que conduzca a resultados distorsionados o incompletos. El pensamiento de grupo es especialmente problemático cuando se trata de temas delicados o controvertidos en los que los participantes temen ser juzgados socialmente o ser condenados al ostracismo si expresan opiniones discrepantes. La neutralidad del moderador es especialmente importante en este caso.
  • La muestra es muy pequeña. Entre 6 y 12 participantes no representan a la sociedad ni a ningún tipo de grupo objetivo. Por lo tanto, es posible que las indicaciones obtenidas en un grupo focal no representen la diversidad de opiniones y experiencias que prevalecen en la población en general. Por tanto, es posible obtener indicaciones profundas de los grupos focales, pero desde luego no sacar conclusiones sobre el estado de ánimo del público en general.

Por tanto, los grupos focales proporcionan una visión muy profunda de los pensamientos de un pequeño grupo de personas. Las encuestas con cuestionarios estandarizados, en cambio, proporcionan una visión representativa, aunque no muy profunda. Así que lo mejor que pueden hacer los investigadores es crear una combinación de ambas.

Personas basadas en datos y grupos de discusión

Aquí es donde entran en juego las personas: las personas basadas en datos, como representantes "vivos" de un grupo objetivo, ofrecen los conocimientos profundos de los grupos de discusión y los combinan con la representatividad fiable de las grandes encuestas. Los personajes del Instituto Persona se basan en varios millones de puntos de datos que se recogen trimestralmente y, por tanto, siempre están actualizados. Las personas basadas en datos son profundas Y representativas. También son menos propensas al sesgo, ya que no dependen de moderadores o analistas humanos. Incluyen encuestas a gran escala, entrevistas, perspectivas de los medios sociales, estadísticas públicas, datos internos de la empresa, estudios representativos, datos analíticos, etc.

Con los personajes basados en datos, puedes comprobar la representatividad de los grupos de discusión existentes; en otras palabras, en el mejor de los casos, puedes validar o falsificar los resultados de tus grupos de discusión científicamente y basándote en datos. Si aún no has realizado ningún grupo de discusión o tu empresa no tiene capacidad para hacerlo, entonces estás del lado seguro con los personajes basados en datos. Estaremos encantados de asesorarte.

 Guardar como PDF
×