BLOG |Employer branding y personas

Personas candidatas en el employer branding

El employer branding es cada vez más importante en la planificación estratégica de personal de las empresas. No se trata sólo de anuncios de empleo, sino de posicionarse como una empresa atractiva. En un momento en que el talento cualificado es selectivo y a menudo elige a sus empleadores basándose en valores culturales y éticos, un posicionamiento eficaz es crucial.

 
Las personas candidatas son una herramienta importante para diferenciar la marca del empleador. Estos perfiles de empleados potenciales se basan en datos y permiten a las empresas diseñar sus mensajes de forma precisa y atractiva. Al conocer en profundidad las características, necesidades y motivaciones del talento deseado, las empresas pueden desarrollar estrategias de employer branding personalizadas más eficaces. Esto se debe a que las personas candidatas afinan los mensajes, hacen tangible la cultura corporativa y atraen a los posibles candidatos a un nivel más personal.

¿Qué es el employer branding?

La marca de empleador es el esfuerzo estratégico de una empresa para posicionarse y presentarse como un empleador atractivo. El objetivo es crear y mantener una marca de empleador que se comunique tanto internamente a los empleados actuales como externamente a los posibles candidatos y al público en general. El objetivo de la marca de empleador es transmitir una imagen positiva y auténtica de la empresa como lugar de trabajo para atraer, contratar y retener a largo plazo a empleados cualificados y con talento.

La marca del empleador está en el centro del employer branding. Representa la identidad y la cultura de la empresa y se basa en diversos factores. Por ejemplo, en

  • valores corporativos,
  • Condiciones de trabajo y oportunidades de desarrollo,
  • Remuneración y prestaciones adicionales y
  • Cultura y gestión empresarial.

La marca de empleador consiste en contar una historia sobre la empresa que destaque por qué es única.

Una marca de empleador eficaz requiere una comunicación clara y auténtica en diversos canales, como los sitios de empleo, las ferias de empleo y las redes sociales. El objetivo es combinar los valores y objetivos de la empresa, por un lado, y las necesidades y expectativas de los empleados actuales y potenciales, por otro. La marca de empleador no es una tarea exclusiva de RRHH, sino que requiere una iniciativa de toda la empresa en la que todos los departamentos colaboren para transmitir una imagen coherente y convincente de la empresa.

Una marca de empleador fuerte ayuda a las empresas a destacar en un mercado laboral competitivo y a atraer a los mejores talentos. También puede aumentar la satisfacción y la lealtad de los empleados. También contribuye a la fortaleza de la marca al posicionar a la empresa como empleador responsable y agradecido. En general, el employer branding es un factor decisivo para el éxito empresarial y la reputación a largo plazo de una empresa.

¿Qué son las personas candidatas?

Los candidatos personas son perfiles de candidatos ideales que ayudan a las empresas a mejorar sus estrategias de contratación y marca de empleador. Estos perfiles se basan en datos y contienen información detallada sobre los candidatos potenciales. Además de información demográfica básica como la edad, el sexo, el nivel educativo y la experiencia laboral, también proporcionan información sobre pautas de comportamiento, motivaciones, objetivos profesionales, valores y preferencias.

¿Qué tienen de especial las personas candidatas? Van mucho más allá de los típicos análisis de grupos objetivo. Incluyen aspectos como

  • Motivaciones y objetivos relacionados con el trabajo: ¿Qué impulsa a los candidatos ideales? ¿Qué objetivos profesionales persiguen a largo plazo?
  • Valores y preferencias culturales: ¿Qué cultura empresarial les conviene más? ¿Qué valores son importantes para ellos en su vida profesional?
  • Preferencias en cuanto a entorno y estilo de trabajo: ¿Favorecen el trabajo en equipo o prefieren trabajar de forma independiente? ¿Qué estilo de dirección les motiva más?
  • Expectativas del empresario: ¿Qué esperan de un empresario ideal en cuanto a oportunidades de desarrollo, conciliación de la vida laboral y familiar, remuneración y otros beneficios?
  • Motivos para cambiar de trabajo: ¿Qué les frustra y por qué cambiarían de trabajo?

Para crear personas, se recopilan y analizan datos de diversas fuentes, como encuestas a empleados, encuestas representativas y tendencias del sector. El objetivo es crear una imagen realista y completa del grupo objetivo. Esto no sólo permite a las empresas atraer a candidatos adecuados de forma más eficaz, sino también establecer una conexión emocional más fuerte con los posibles solicitantes.

Mejorar el employer branding a través de los candidatos

Los candidatos son un componente importante de una marca de empleador bien definida. Combinan los objetivos de employer branding de la empresa con las expectativas y necesidades de los candidatos potenciales. Las empresas pueden optimizar su marca de empleador y hacerla más eficaz utilizando personas candidatas.

  1. Comunicación dirigida y diseño de mensajes: las personas candidatas permiten un enfoque personalizado. Las empresas pueden adaptar su comunicación a las características, deseos y necesidades específicas de las personas. Esto se aplica a los anuncios de empleo, las publicaciones en redes sociales, las páginas de empleo en Internet e incluso el diseño de las ferias de empleo. Al adaptar el lenguaje, el tono y el contenido a las personas, el mensaje resulta más resonante y atractivo para el grupo objetivo.
  2. Mejores descripciones de puestos: Las descripciones de puestos pueden hacerse más específicas y atractivas con la ayuda de personas candidatas. Estas personas no sólo reflejan los requisitos del puesto, sino también los valores y la cultura corporativa que son importantes para la persona en cuestión. Esto ayuda a atraer exactamente a los candidatos que mejor encajan en la cultura corporativa.
  3. Diseño eficaz del recorrido del candidato: Los personajes pueden mejorar cada etapa del recorrido del candidato, desde el primer contacto con la marca hasta la solicitud y la contratación. Al comprender las preferencias y comportamientos de sus candidatos ideales, las empresas pueden crear una experiencia global satisfactoria que guíe a los candidatos a lo largo de todo el proceso.
  4. Retención y desarrollo de los empleados: Los candidatos no sólo ayudan a captar nuevos talentos, sino también a retener y desarrollar a los empleados actuales. Al conocer las necesidades y expectativas de los empleados, las empresas pueden ofrecer programas de desarrollo, prestaciones y condiciones de trabajo más específicos para aumentar su satisfacción.
  5. Medir y adaptar las estrategias: Las empresas pueden medir y adaptar la eficacia de su marca de empleador utilizando personas candidatas. Con la ayuda de estos personajes, pueden recoger y analizar opiniones específicas de candidatos y empleados para introducir mejoras continuas.

El uso de personas candidatas en el employer branding permite a las empresas establecer una conexión más profunda y auténtica con los empleados potenciales y actuales. Esto refuerza la marca de empleador, lo que no sólo atrae a los mejores talentos, sino que también contribuye a una mayor satisfacción y fidelidad de los empleados.

¿Quieres saber más sobre cómo puedes revolucionar tu marca de empleador? Entonces visita el Instituto Persona y descubre cómo puedes utilizar a los candidatos para optimizar tu estrategia de contratación y atraer a los mejores talentos para tu empresa. Ponte en contacto con nosotros para una consulta personalizada.

 

 Guardar como PDF